La Dulce Vecina Del Campanario

La cerveza Bourgogne des Flandres ocupa un puesto especial en el paisaje cervecero de Brujas. Propone una experiencia casi única en la actualidad.
Bourgogne des Flandres

Bourgogne des Flandres

Un caldo valioso Descubre el arquetipo de la tradición flamenca de las cervezas de mezcla, donde cervezas jóvenes y envejecidas se mezclan a conciencia con el fin de obtener el equilibrio perfecto.En la cervecera Bourgogne des Flandres, en pleno corazón de Brujas, la cerveza Bourgogne des Flandres Pure —una cerveza tostada de alta fermentación— se mezcla con cerveza Lambic de la cervecera Timmermans, la cervecera más antigua de cerveza lambic del mundo. Esta cerveza Lambic, envejecida durante más de doce meses en barriles de madera de roble, da a la cerveza Bourgogne des Flandres un agradable toque agrio-dulce.Con su 5 % de volumen de alcohol, la cerveza Bourgogne des Flandres es una cerveza noble, rica en sabor e perfecta como cerveza de aperitivo; ni muy ligera, ni muy pesada. De las raíces a la luz Al alba de la Primera Guerra Mundial, la dinastía de cerveceros Van Houtryve dejó su huella con la tradición cervecera de Brujas con nada menos que tres cerveceras en su haber: Den Os, La Marine y Ten Ezele, lo cual no es sorprendente puesto que, en aquella época, el número de cerveceras alcanzaba llegaba a treinta y cuatro en activo en Brujas. Fue durante aquel periodo de gloria, en 1911, justo antes de la Primera Guerra Mundial, que la crisálida de la cervecera Den Os vio la luz.Con la cerveza Bourgogne des Flandres, la cervecera Den Os elaboraba una auténtica cerveza roja-tostada de la Flandes occidental. Su creación suponía un reto para el joven cervecero y su éxito debía asentar su reputación de artesano: desarrolló pues un procedimiento de elaboración único al que más tarde llamarían «infusión de Lambic» en el que se mezcla una selección de las mejores cervezas Lambic con una cerveza tostada de alta fermentación. Tras meses de maceración en sus barriles de roble, obtuvo una sabrosa cerveza tostada dotada de una untuosa espuma, a la que llamó «Bourgogne des Flandres» (Borgoña de Flandes), en homenaje a la duquesa Marie así como a la opulencia de Flandes.La cerveza Bourgogne des Flandres consiguió resistir a la gran popularidad de las cervezas Pils después de la Primera Guerra Mundial y a los estragos causados durante las Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, en 1957, Pierre Van Houtryve cerró las puertas de la cervecera. La receta de la cerveza Bourgogne des Flandres se transmitió, bajo la atenta mirada de Michel Van Houtryve, a otras cerveceras familiares antes de confiársela a Timmermans en los años ochenta, la cervecera de cerveza Lambic más antigua del mundo. Esta última fue a su vez relevada en los años noventa por Anthony Martin, propietario de la cervecera John Martin.La cerveza Bourgogne des Flandres entró así en la Finest Beer Selection y recupera hoy en día su reconocimiento de antaño. Su éxito nunca fue desmentido y obtuvo, en 2009, la máxima calificación (¡tres estrellas!) del prestigioso jurado de sumilleres del iTQi (International Taste & Quality Institute).Al fin, sesenta año después del cierre de la cervecera Den Os, la cerveza Bourgogne des Flandres regresa al corazón de su ciudad natal, de nuevo en Brujas gracias a la intervención de Anthony Martin, quien compró en 2012 el antiguo edificio del CPAS en la Kartuizerinnenstraat. Mandó construir una nueva cervecera urbana en el ático de este edificio histórico situado a tan solo dos minutos del mercado del campanario al cual está estrechamente ligado.Ahí es donde la cerveza Bourgogne des Flandres se elabora de nuevo, gracias a los maestros cerveceros Thomas Vandelanotte y Edward Martin, desde el 16 de noviembre de 2015, a dos pasos de la cervecera Den Os de origen. « Meet the brewer »Bourgogne des FlandresLas obras de restauración del edificio histórico han acabado, y, a tiro de piedra del campanario, la cervecera Bourgogne des Flandres está abierta al público. Los artesanos que dan vida a la cervezaBourgogne des Flandres te proponen compartir su patrimonio, y sus visitantes pueden incluso ver a los jóvenes maestros cerveceros en plena acción y charlar con ellos.La visita guiada interactiva, de unos cuarenta minutos de duración, desvela muchos detalles apasionantes del proceso de mezcla y la historia de esta legendaria cerveza de Brujas. Probarás las materias primas y, por supuesto, el producto acabado, pero asistirás incluso al proceso de mezcla y a la fermentación abierta. Además, la visita prevé un juego para niños durante la visita. La cervecera también organiza talleres para grupos con el fin de que aprendan a mezclar su propia Bourgogne des Flandres, una mezcla de cerveza tostada de alta fermentación y de cerveza Lambic.Gracias a su situación central, su vista sobre la ciudad de Brujas y su agradable restaurante con terraza al borde de los canales, esta cervecera es, sin lugar a dudas, la cervecera más romántica del mundo. No te lo puedes perder…Visit the Brewery