Tienda

Geneviève de Brabant Rousse

genevieve-brabant-rousse1
Genevieve-Brabant-Rousse2

Alcohol: 5,2%
Color: Ambar
Fermentación: Alta
Tipo: Ale especial
Temperatura: 5° – 6°
Formato: 75cl – 15L
Categoría: Etiquetas: , ,

Descripción del producto

Cómo evocar la Rousse de Brabant sin hablar de Jean I, el más ilustre de los Duques de Brabante. Un hombre cuya reputación de estratega militar y político supera ampliamente las fronteras de Bélgica. Poeta y caballero, no tenía rival que en las justas pudiera vencerlo. La celebración de estos torneos era la ocasión de festividades legendarias generosamente “remojadas”. Pero toda coraza tiene su falla y la de Jean I era su continua necesidad de dinero para satisfacer su pasión por las damas. De entre todas ellas, había una cuyos cabellos cobrizos y brillantes lo embriagaban más que cualquier otra, y que sin embargo, se resistía a sus envites. Fue así, que para seducirla, tuvo la idea de pedir a su maestro cervecero una cerveza dulce y ligera con reflejos rojizos.

De esta forma nació la Rousse de Brabant, una cerveza con carácter que recibe su nombre de estas mujeres ariscas que sólo raramente desvelan sus encantos pero que una vez conquistadas, se ofrecen con pasión y generosidad.

Gustativo …

La corteza de pan tostado y un tono ligeramente azucarado configuran el aroma de esta deliciosa cerveza ale de color cobrizo. Su sabor está a la altura de su luminoso hábito, adivinándose un suave gusto a malta, caramelo tímidamente amargo y un tono dulce. La Rousse de Brabant no deja de sorprender, concretamente tras una conclusión que dejará un toque picante en lengua y un amargor vivificante en la garganta. Muy recomendada como aperitivo. Sírvase muy fría.

Información adicional

Alcohol

5.2%

Colour

Ambrée

Fermentation

Haute

Type

Spécial Ale

Temperature

5° – 6°

Format

75cl

Taste / Wise

Croûte de pain bien cuit et ton légèrement sucré composent l’arôme de cette délicieuse ale à la robe cuivrée. Sa saveur est à la hauteur de son habit lumineux composant un goût en douceurs de malts, caramel timidement amer et un ton sucré. Elle ne finit pas d’étonner principalement lors d’une conclusion qui laissera un piquant en langue et une amertume vivifiante au gosier. Merveilleusement apéritive. À servir très frais.