Diabolici

Primero, aparecieron los guasones, los tunantes, los rebeldes : auténticos diablejos. Extravagantes hasta los cuernos, los Diabolici nacieron en una cuba que consideran como la fuente más preciosa del mundo.

Para honrar sus orígenes, estos bromistas pusieron por delante la receta misteriosa de su líquido adorado : una cerveza demoníaca con la imagen de su espíritu vivo y desfasado. Este brebaje artesanal, fruto de una receta ancestral celosamente guardada, ha pasado por muchas aventuras : ¡ a veces extrañas, a veces cómicas, esto depende ! Desconfíe de las apariencias, esta cerveza asombra a los más intrépidos.