Productos

Kilkenny

La brasserie de la Kilkenny fue fundada en 1710 por John Smithwick, sobre las ruinas de una abadía del siglo XIII. Esta fue conocida comúnmente como la St. Francis Abbey, y produce cervezas rojizas con gusto amargo y acidulado, suavizadas con algunas notas de caramelo. El éxito es tan grande, que la cerveza Kilkenny se convierte en uno de los emblemas de la ciudad más medieval del condado irlandés. La Kilkenny se inspira en estos paisajes de intenso verdor, recorridos por caminos bucólicos y torrentes naturales. El encanto incontestable y la historia agitada de esta región han forjado el carácter de esta cerveza ancestral, fértil en camaradería para gloria de Saint-Canice, fundador del monasterio.

La Kilkenny luce un vestido de un rojo profundo, con sutiles reflejos. Su crema es ligera y casi afrutada, muy agradable para calmar la sed. Su reputación ilustra su origen irlandés de paisajes impactantes. Probarla es empaparse de ella, como quien se adentra en ríos de aguas tumultuosas paisajes verdes genuinos, una belleza que le confiere un carácter salvaje, repleto de historia y de bravura. Se ha convertido en una cerveza "catedral”, como el monumento de su ciudad de origen. Levantad los ojos y degustadla como si se tratase de una oración caramelizada.

  • Kilkenny

    La brasserie de la Kilkenny fue fundada en 1710 por John Smithwick, sobre las ruinas de una abadía del siglo XIII. ...